Literatura húngara online
Literatura húngara online
Inicio Noticias Agenda Libros Crónicas húngaras Castellano Catalán
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Fútbol y letras
László Darvasi

La pregunta
¿Cuál fue la profesión del escritor Géza Csáth, cuyos cuentos acaba de publicar la Editorial Nadír?
Fue médico de balnearios y se dedicaba a investigaciones psicoanalíticas.
Fue periodista, ensayista y poeta.
Fue un morfinómano perdido y nunca tuvo una profesión seria.
Respuesta

La lectura del mes
György Spiró

Magyar Szak- és Szépirodalmi Szerzõk és Kiadók Reprográfiai Egyesülete
Edita la Fundación Húngara del Libro
Literatura húngara online
Más libros
Yo lo tengo Opinión del lector Recomienda este artículo a tus amigos Versión para imprimir

Estíbaliz Ruiz de Azúa

Budapest, 1956: análisis de un movimiento popular en el planetario soviético

Arco • Madrid, 1998

La muerte de Stalin en 1953, pero sobre todo los ataques oficiales a la sistema estalinista expuestos en el XX Congreso del partido comunista de la Unión Soviética en febrero de 1956 y la disolución, poco después, del Cominform tuvieron unas consecuencias inmediatas en el mundo comunista, y particularmente en Polonia y en Hungría, los dos países del bloque oriental donde el nacionalismo y los sentimientos antisoviéticos eran más fuertes. En estos dos Estados satélites se produjeron en octubre de 1956 sendos movimientos populares, de los cuales sólo en el caso de Hungría los hechos desembocaron en una revolución, en la primera revolución antitotalitaria del planetario soviético. Durante unos cortos días, el sistema comunista fue desmantelado y el pueblo húngaro recobró su soberanía, estableciéndose el pluripartidismo, la libertad, la independencia y la neutralidad de la nación. Fue aquella una revolución “gloriosa” porque fue una revolución de liberación en la que todo un pueblo luchó para recuperar los derechos humanos elementales y las libertades abrogadas por la dictadura comunista. La intervención militar soviética acabó temporalmente con aquella experiencia revolucionaria en noviembre de 1956, pero no pudo acabar con su memoria y legado. El programa revolucionario de 1956 se aplicó en Hungría treinta y tres años más tarde, en 1989. El 2 de mayo de 1990 el Parlamento húngaro, el primero elegido democráticamente después de más de cuarenta años, declaró solemnemente que “asumía la responsabilidad de preservar la memoria de la revolución y la consiguiente lucha por la libertad”.


Buscar
¿Sabías que?

ayuda | redacción y contacto | nota legal
Edita la Fundación Húngara del Libro Copyright © LHO, 2007