Literatura húngara online
Literatura húngara online
Inicio Noticias Agenda Libros Crónicas húngaras Castellano Catalán
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Fútbol y letras
László Darvasi

La pregunta
¿Cuál fue la profesión del escritor Géza Csáth, cuyos cuentos acaba de publicar la Editorial Nadír?
Fue médico de balnearios y se dedicaba a investigaciones psicoanalíticas.
Fue periodista, ensayista y poeta.
Fue un morfinómano perdido y nunca tuvo una profesión seria.
Respuesta

La lectura del mes
Géza Csáth

Balassi Institute
Literatura húngara online
Personajes
Recomienda este artículo a tus amigos Versión para imprimir

Lajos Zilahy
Lajos Zilahy

El padre de los Dukay

Lajos Zilahy

1891–1974

El inaudito éxito de Márai en Europa eclipsa a otro autor húngaro, que en su día en España gozó de una popularidad aún mayor de la de Márai: Lajos Zilahy. En las décadas de los 1930 y 1940 se publicaron en España nada más que cuatro obras de Márai, mientras que Zilahy disfrutó de una enorme popularidad entre los lectores de lengua española. Consultando el catálogo de la Biblioteca Nacional encontramos muchísimas novelas de Zilahy que fueron traducidas y publicadas en ese período. Sus obras se encontraban en muchos hogares, y a partir de entonces pueden considerarse verdaderos long-sellers. Su nombre figura entre los de los autores más destacados de la narrativa de postguerra. En Hungría, en la cumbre de su carrera profesional, era el escritor más popular y de mayor influencia, el más leído en la época de entreguerras en Hungría.

El inaudito éxito de Márai en Europa, y precisamente en España, eclipsa a otro autor húgaro que en su día gozó de una popularidad aún mayor que Márai: Lajos Zilahy. En las décadas de los 1930 y 1940 se publicaron en España nada más que cuatro obras de Márai, mientras que Zilahy gozó de una enorme popularidad entre los lectores de lengua española. Consultando el catálogo de la Biblioteca Nacional encontramos muchísimas novelas de Zilahy que fueron traducidas y publicadas en ese período. Sus obras se encontraban en muchos hogares, y a partir de entonces pueden considerarse verdaderos long-sellers. Su nombre figura entre los de los autores más destacados de la narrativa de postguerra. En Hungría, en la cumbre de su carrera profesional, era el escritor más popular y de mayor influencia, el más leído en la época de entreguerras en Hungría.

Zilahy, como muchos contemporáneos suyos atraídos por las letras, estudió Derecho en Budapest, y durante un tiempo trabajó como abogado en su pueblo natal de Nagyszalonta (hoy forma parte de Rumanía). Participó en la I Guerra Mundial, donde fue gravemente herido. Con su novela que trata la crisis emocional producido por la guerra, Los dos prisioneros (1926, en castellano 927), se convirtió en un escritor celebrado por las clases medias. Posteriormente llegó a ser corresponsal de dos diarios húngaros, por lo cual quedó absuelto del servicio militar. Su primer libro, un tomo de poesía que reunía poemas de temática bélica, salió a la luz en 1916.

Durante la República de los Consejos huyó a Viena, y regresó a Hungría después de la derrota de la misma. La primera novela que escribió, Primavera mortal (Planeta, 1991), se publicó en 1922 y alcanzó un considerable éxito. Este éxito radicaba en parte en que Zilahy sabía escoger con una sensibilidad particular los temas que preocupaban al gran público. En los próximos años Zilahy publicaría casi todas las traumas y problemas de la clase media burguesa. Aquí pertenecen su ya mencionado Los dos prisioneros, que aborda el tema de los matrimonios rotos por la guerra, El fugitivo (1931), que trata el caos producido por las revouciones que siguieron a la guerra, y El alma se apaga (1932), una novela sobre la pérdida de ilusiones de la emigración americana.

En esos años empezó asimismo a publicar dramas y con sus novelas best- sellers se convirtió poco a poco en el escritor más celebrado de las clases medias húngaras. Su novela breve Algo flota sobre el agua (1929), que pertenece a las obras de Zilahy que prescinden de los temas actuales y pretenden nada más que el entretenimiento del público lector, por poco llegó a ser llevada a la gran pantalla en Hollywood. Para los años 1930 Zilahy se convirtió en la figura líder de la literatura oficial.

Con su actividad pública y sus artículos periodísticos apoyaba la política oficial del régimen de Horthy, al tiempo que estaba en contacto con los jóvenes escritores rebeldes opositores a esa misma política. Después del estallido de la II Guerra Mundial expresaba su rechazo del régimen de Horthy y del fascismo de manera cada vez más consecuente. Predicaba reformas sociales, sin embargo se sentía asustado ante posibles cambios revolucionarios. Entre 1940 y 1944 fue redactor de la revista Híd (Puente). Creó una empresa propia de cinematografía y él mismo se aventuró con la dirección de películas. A partir de 1945 asumió un papel activo en la vida pública. Gran deudor del realismo decimonónico, Zilahy ofrecía una fiel crónica social en sus novelas de la decadencia moral de la aristocracia húngara, que plasma de una forma magistral en su novela tal vez mejor lograda Los Dukay (1967-68), escrita ya en Nueva York, a donde emigró en 1948. Después de la sofocada Revolución del 56 criticó vehementemente al régimen húngaro, sin embargo, más tarde sopesaba la posibilidad de regresar a su tierra, lo que nunca se llevó a cabo. A finales de los 1950 se compró una casa en Yugoslavia y murió allí. Lo enterraron en Buadpest.


Buscar
¿Sabías que?

ayuda | redacción y contacto | nota legal
Edita la Fundación Húngara del Libro Copyright © LHO, 2007