Literatura húngara online
Literatura húngara online
Inicio Noticias Agenda Libros Crónicas húngaras Castellano Catalán
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Literatura húngara online
Fútbol y letras
László Darvasi

La pregunta
¿Cuál fue la profesión del escritor Géza Csáth, cuyos cuentos acaba de publicar la Editorial Nadír?
Fue médico de balnearios y se dedicaba a investigaciones psicoanalíticas.
Fue periodista, ensayista y poeta.
Fue un morfinómano perdido y nunca tuvo una profesión seria.
Respuesta

La lectura del mes
György Spiró

Magyar Szak- és Szépirodalmi Szerzõk és Kiadók Reprográfiai Egyesülete
Edita la Fundación Húngara del Libro
Literatura húngara online
Danubio azul
Recomienda este artículo a tus amigos Versión para imprimir
La historia de un congreso olvidado

Éva Cserháti


La historiografía, y sobre todo la de las mujeres, está llena de huecos negros. Esta nueva serie de artículos pretende contar la historia del Segundo Congreso de la Federación Democrática Internacional de Mujeres, que se celebró en Budapest solo unos años después del final de la II Guerra Mundial, en 1948, y sigue estando completamente ignorado por los historiadores húngaros. La importancia del evento fue enorme para Hungría como más tarde veremos. Por una parte, siendo el primer congreso mundial en Budapest, ofreció a la nación la posibilidad de demostrar a la comunidad internacional los logros de la democracia popular; por otra, reafirmó viejos contactos y estableció otros nuevos entre el movimiento de mujeres húngaro y las diversas organizaciones de mujeres del mundo.

Más de trescientas mujeres asistieron al Congreso procedentes de 35 países, para hablar sobre temas como la igualdad de las mujeres, la paz, la lucha antifascista y la mejora de las condiciones para los niños. Este fue el segundo encuentro más importante de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), fundada en 1945, en Paris con el objetivo de formar una organización unida de mujeres después de la II Guerra Mundial. Una de las vicepresidentas era Dolores Ibárruri que, probablemente, jugó un papel importante para que fuera Budapest la ciudad elegida para el Congreso.

La historia del Congreso fue silenciada por varias razones. La primera es que la historiografía de mujeres tiene poca tradición en Hungría. Aunque desde finales de los años 1990 se publica más, los historiadores se concentran especialmente en la llamada primera ola del feminismo, de principios del siglo XX. La historia de los movimientos de mujeres después de la II Guerra Mundial parece tener menos interés debido al prejuicio de que, durante el comunismo, el régimen impuso la emancipación a las mujeres, y esta “igualdad” forzada creó solo desventajas y fue más nociva que útil. Puesto que tanto la FDIM como la organizadora húngara del Congreso, la Federación Democrática de Mujeres Húngaras (MNDSz), son consideradas exclusiva y erróneamente organizaciones comunistas, pero no feministas, tampoco han sido puntos de interés para la historiografía del feminismo.

El Congreso se celebró entre el 1 y el 6 de diciembre de 1948, pero los preparativos empezaron en octubre. La Agencia Nacional de Noticias de Hungría emitió un suplemento especial durante los siete días del Congreso y siguió con mucha atención las reuniones previas. Para recrear la atmósfera de este evento, publicaremos en LHO varias noticias de la época, aparte de los artículos sobre los participantes del Congreso, centrándonos especialmente en la delegación española, sobre las cuestiones más controvertidas y las anécdotas más curiosas y reveladoras que nos darán una imagen de la época.

En octubre publicaremos un fragmento de las memorias de Boris Fái sobre los primeros meses del MNDSz y un resumen corto sobre la función de la organización húngara.

Kornélia Burucs

La Federación Democrática de Mujeres Húngaras (MNDSz – Magyar Nõk Demokratikus Szövetsége)

La Federación Democrática de Mujeres Húngaras (MNDSz) se fundó el 18 de febrero de 1945 por iniciativa del Partido Comunista Húngaro (MKP). La Federación, que se consideraba “una organización social independiente de los partidos políticos” lanzó un llamamiento en el que exigía al nuevo régimen la regularización legal de la situación privada, familiar, económica y judicial de las mujeres, basada siempre en la absoluta igualdad con los hombres. La constitución aprobada a principios de 1946 declaraba sus objetivos centrales: representar los problemas políticos y económicos de toda clase de mujeres (obreras, campesinas, intelectuales y amas de casa), promover la protección institucional de madres y niños y realizar trabajos culturales y educativos.

En los primeros años las formaciones locales de MNDSz en la capital y en el campo contribuyeron enormemente al trabajo social y sanitario de las organizaciones femeninas de distintos partidos e iglesias, del Auxilio Nacional y de otros grupos sociales de mujeres, lo que en aquellos años literalmente salvaba vidas. Para frenar la mortalidad infantil las mujeres de la MNDSz organizaron estaciones donde se recogía y se distribuía la leche materna, reunieron y prepararon canastillas para repartir y, con la ayuda de un sistema de coches, llevaron medicamentos y leche infantil a los necesitados. Instalaron cocinas ambulantes para ofrecer un plato caliente a los hambrientos. En muchos lugares participaron en la reconstrucción de casas de salud, escuelas, parvularios y hospitales. Para reducir el riesgo de epidemias, lanzaron campañas de despioje y de recogida de basura. Fundaron un servicio para prisioneros de guerra y recibieron los trenes de prisioneros que llegaban a estaciones del campo. Las navidades de 1946 y 1947 tuvieron un papel importante por el gran reparto de donaciones. Organizaron cursos especiales para la educación de mujeres. Las actividades de la Federación, después de la primera reunión nacional celebrada en abril de 1946, tomaron un carácter cada vez más político. La resolución del congreso aprobada en abril ya consideraba como objetivo central la lucha contra los reaccionarios – “limpiar las otras organizaciones femeninas de los elementos reaccionarios”–, la purga de la administración pública, el establecimiento de cooperativas y el apoyo de la lucha del carbón.[1]

1948 –llamado “el año del turno”– fue decisivo en la historia de la MNDSz. En el segundo congreso, en abril, las otras organizaciones de mujeres –algunas conservando su independencia estructural– declararon su adhesión a la MNDSz, lo que significaba el nacimiento de un movimiento de mujeres unido bajo la tutela del Partido de los Trabajadores Húngaros (MDP).[2] Otras actividades cobraron importancia: la lucha por la paz, la solidaridad internacional, la contribución a la producción, el apoyo del ejército popular, etc. Para ampliar el número de miembros de base, desde el otoño de 1949 empezaron a crearse grupos de MNDSz en las fábricas, en las oficinas administrativas y en las cooperativas agrarias. Pero a principios de 1952, debido a la consolidación de los organismos del partido y de la Asociación Demócrata de Jóvenes (DISz), estos grupos locales fueron eliminados, y en su lugar se formaron comités de mujeres dentro del sindicato. La MNDSz dejó de existir en 1956, y fue reorganizada bajo el nombre de Comité Nacional de Mujeres Húngaras (Magyar Nõk Országos Tanácsa) que funcionó hasta junio de 1989.

[1] Competición en el sector minero anunciada en 1946 para mejorar la producción de carbón.

[2] Sucesor del Partido Comunista Húngaro.

Buscar
¿Sabías que?

ayuda | redacción y contacto | nota legal
Edita la Fundación Húngara del Libro Copyright © LHO, 2007